Revista Barahunda Logo
 
Secciones
 
 
Otras Entrevistas
 


Barahunda
 
Especial-ES 'Resto Del Mundo': ETAPA PRIMARIA
 
 
Artículos Relacionados A Edición:
Falc: El Metal Fulgente "Quinteño"
The Misfits: Entrevista Exclusiva
Rush: Sector A Carioca
The Beatles: ¿Cuánto Por El De...?
Televisión Kamikaze: La Alternancia
Aztlán: Breves De Bandas Mexicanas
Stereophonics: El Regreso A...
Underworld: El Viaje Interstelar
Audioplatox: Novedades Auditivas
Banda: The Beatles
Título: ¿Cuánto Por El De 'Los Beatles'?
Autor: Rogelio Matamoros
Datos De Edición:
Revista No. 46 (Feb, 2004)
Gráfico De Portada:
Revista Barahúnda
 
 
The Beatles
 
Un sábado ‘X’ en Chopo comentaba emocionado con un amigo que el próximo lunes se realizaría en exclusiva, para Inglaterra y México, la esperada venta de la versión Naked del Let It Be de los Beatles. Mi amigo con cierto desprecio me pregunto: Pero van a vender la edición inglesa o la mexicana? A lo que conteste que lo mas probable es que fuera la inglesa y en caso de que fuera la mexicana no habría problema, según yo, recientemente las ediciones nacionales se producían al nivel de las de importación.

Luego de una gran promoción, muchos entusiastas se presentaron en el Tower Records de la Zona Rosa para ser de los primeros ante el mundo en escuchar la grabación. Pero la decepción vendría al llegar a casa y destapar el c.d. hecho en México, pues tragándome mis palabras del sábado anterior, mi coraje comenzaría al ver que el disco doble viene enfundado en un estuche de la peor calidad, de esos que al abrirlos para sacar el segundo disco se rompen tras el primer o segundo intento. Con esa porción en la mano puse el otro disco y comenzó el disfrute. Inmediatamente me dispongo a hojear el folleto, ‘booklet’ (‘librillo’ in english please), y ahora mi coraje fue mayor. Los estuches están diseñados para que estos librillos se deslicen por la tapa de la caja sin ser maltratados, sin embargo en un acto de ‘barbarie’ musical estos son insertados a mano con lujo de ‘fodongueria’ doblándolos para meterlos a huevo en su lugar. Eso sí, en la contraportada y en el fondo de la charola portadora de los discos se puede leer, y en varios idiomas, la leyenda: ‘Copy Controlled’, así como todo un desplegado bastante romántico acerca de lo que significa grabar y distribuir, bajo cualquier intención, estos discos por los cuales pagamos un alto, pero muy alto precio.

Puedo creer que ese sistema del ‘Control de copiado’ costo varios miles, o millones, de dólares tanto en su desarrollo como en su implementación, un gasto que a fin de cuentas corrió por nuestra cuenta. Lo que resulta patético es que no se pueda remplazar los estuches, por unos dignos de portar la expresión de un artista que bien pueden ser los Beatles o El Gigante de América (antes Bronco).

Por el disco de los Beatles pague ciento noventa pesos. Cuánto tendría que pagar por uno con estuche de calidad? Ciento noventa y uno? Ciento noventa y dos pesos? Yo sí los pago, y dudo que alguien opine lo contrario. En cuanto al librillo se complica más, porque a fin de cuentas el estuche puede ser reemplazado por uno bueno pero el daño al ‘booklet’ es irreversible. Me encantaría ver la cara de los empresarios mexicanos de la discográfica editora del disco de los Beatles, ante sus superiores en Inglaterra, presumiendo su productazo con el que se aventaron la exclusiva mundial, con el librillo madreado para siempre. En esta ocasión he de decir que el folleto es portador de dos grapas, condición que nunca he podido descifrar bajo que criterio se determina, lo cual me ha llevado a pensar que las grapas son indicadoras de la categoría o calidad que califica a determinado artista haciéndolo portador ya sea de una o dos grapas.

Habrá quien piense que estas son ‘insignificancias’?. Espero que no porque estas ‘insignificancias’ son factores de importancia para millones de melómanos que hemos hecho de estas discográficas emporios cuyas ganancias anuales son espectaculares a pesar de que ‘aparentemente’ sus expectativas indican lo contrario.

No se quejen entonces cuando, como consumidores de criterio, preferimos comprar el producto de importación (que juro que desde ese sábado anterior se encontraba a la venta, y original, en el llamado ‘mercado informal’), a veces a un precio menor y acusándonos de generar una ‘competencia desleal’, y aunque les cueste aceptar, la industria misma ha orillado a eso. Al final, todavía con el mal sabor de boca, grabe el disco en un par de cintas de sesenta minutos que regalé a mis amigos.

La siguiente es una leyenda que aparece en varias grabaciones de King Crimson que se editan en su compañía independiente Discipline Global Mobile, las cuales se distribuyen de manera eficiente alrededor del mundo:

“El derecho de copia (copyright) fonográfico en estas interpretaciones es operado por Discipline Global Mobile en beneficio de los artistas, en quienes reside, contrario a la practica común en la industria discográfica. Discipline, no da la razón a que los artistas asignen los intereses del derecho de copia de su trabajo, ya sea a una compañía discográfica o agencia de manejo en virtud de una “practica común” la cual fue siempre cuestionable, frecuentemente impropia, y la cual ahora es indefendible”.
 
 
YouTube Twitter MySpace Facebook
 
 
Enla-C-ES
 
Barahunda Store
 
The Arte Records
 
Baúl De Entrevistas
 
 
Drechos Reservados ® Revista Barahúnda / Rafael Rosas (1999) (webmaster: barahunda@yahoo.com)