Revista Barahunda Logo
 
Secciones
 
Kaza Barahúnda
Las "Nius"
Aztlan - Tierra Mexicana
Propuestas INDIE
Música Electrónica
Especial-ES
Reseñas De Discos
Kultura Kontrakultural
Cibernétika
Viaje En El Tiempo
Zona De Ligasones
Kontactar A Kaza
Barahunda Records
Tienda Virtual
 
Otras Entrevistas
 
WarCry
Angra
Shaman
Dokken
The Stills
Bloc Party
The Bravery
Ash
Los Estrambóticos
Nébula
La Trenza De La Abuela
Yucatán A Go-Go
ABC Electrónico
 
Artículos Especiales
 
José Agustín
'Rius'
Paulo Cohelho
Feng Shui
El Factor Psi
 

Barahunda
 
 
Especial-ES 'Internacional-ES': ETAPA PRIMARIA
 
Especiales De Portada Especiales Internacionales Especiales De México
 
 
 
Artículos Relacionados A Edición:
Megadeth: El Ave Fenix Infernal
Death Angel: El Arte De Morir Lento
Anthrax: La Gata Revolcada De...
Farscape: Putrefacción Metalera Ca...
Vulcano: La Leyenda Del Metal Bra...
Pixes: La Catarsis Sonora
Audioplatox: Plaquetas Sonoras
Banda: Anthrax
Título: La Gata Revolcada De
Autor: Arturo J. Flores
Datos De Edición:
Revista No. 53 (Ene, 2005)
Gráfico De Portada:
Revista Barahúnda
 
 
 
 
Anthrax
 
Anthrax
 
¿La misma gata pero revolcada? A simple vista, de eso se trata The Greater Of Two Evils, el más reciente disco de Anthrax. Recopilar 14 temas de su primera historia junto a Joey Belladona no supone un reto fuera de lo común. Pero cuando la catorcena de canciones fue grabada en una sesión de dos días, con el total de la banda metida en el estudio… las cosas cambian. “¡Fue algo loquísimo! Nunca pensé que podríamos hacerlo. Además, yo tenía mucho miedo de grabar esas canciones con mi voz, definitivamente era un reto, aunque algo que ya venía haciendo en vivo”, dijo en entrevista telefónica John Bush, actual cantante del grupo.

Fistful Of Metal (‘84), Spreading The Disease (‘85), Among The Living (‘87), State Of Euphoria (‘88) y Persistence Of Time (‘90) fueron las producciones de los que extrajeron los ingredientes para cocinar el platillo de buen Metal que será servido en nuestro país próximamente como plato principal de un banquete estridente y que mantiene a John Bush expectante: “México fue un buen lugar para tocar. Me parece que fue en 1997, junto a Pantera. En ese entonces no tenía a Jezebell, mi hija, así que vivía la vida un poco más al estilo estrella de rock. Recuerdo haber bebido litros y litros de tequila”. En esta ocasión, añade, “tengo más ganas de divertirme sobre el escenario, que debajo de él. Deseo mucho volver a tu país”.

Es así que esta nueva producción se convierte en una recopilación bien merecida para un grupo que ya es de culto dentro del reino del decibel. Anthrax supera los veinte años de existencia y en ese tiempo, ha sobrevivido a todo tipo de altibajos y saboreado los licores más exquisitos del éxito. “¡Es impresionante!, Siento como si una película pasara delante de mis ojos. La música es como el soundtrack de las emociones que he tenido a lo largo de mi vida: depresión, tristeza, rabia, alegría. Cada una de ellas es especial y Anthrax siempre ha estado ahí, de la mano”.

Ya emocionado, Bush reflexiona respecto a las presentaciones en vivo junto a la banda tocaya del polvito blanco que le sacó canas verdes a la Casa Blanca: “Este tiempo ha sido muy divertido. No le cambiaría nada. Cada show es diferente al otro. Además, no es fácil que en un universo como el de la música -donde hay tanta rapiña- encuentres a otras personas que compartan tu misma pasión”.

Guitarras, bajo, batería y voz. Los químicos con que estos cinco alquimistas han aleado los componentes más resistentes del Thrash y Heavy Metal, y por lo visto no tienen contemplado tirar la toalla. Día tras día aparecen bandas del llamado Nü Metal, que después de uno o dos discos exitosos, se disuelven en el interior de un hoyo negro inexorable llamado olvido. John Bush, para concluir, promete que ésta nunca será el caso de Anthrax: “Durante muchos años se ha querido acabar con el Metal, tildándolo de toda serie de cosas, de satánico, de violento, de mala música y por fortuna, el Metal permanece. Pero ya ves, ahora que tanto se habla del asesinato de Dimebag Darrell, él fue asesinado por un soldado naval que era seguidor de Metal, pero estoy seguro que le hizo más daño al cerebro su formación militar que los discos de Heavy que pudiera tener en su habitación”.
 
 
YouTube Twitter MySpace Facebook
 
Revista Barahúnda
 
Enla-C-ES
 
Barahúnda Records
 
Tienda Virtual
 
Baúl De Entrevistas
 
Babasónicos
Rata Blanca
Bad Religion
Eric Singer
Asrai
Jeff Scott Soto
El Otro Yo
Ataraxia
Ill Niño
Corcobado
Incubus
The 69 Eyes
Attaque 77
Death Angel
Anthrax
Orphaned Land
The Mars Volta
Edenbridge
The Misfits
Dark Lunacy
Kittie
Haggard
Status Quo
In Extremo
Mägo De Oz
Kreator
Rhapsody
Luca Turilli
James La Brie
Color Humano
Slaughter
Bruce Dickinson
 
Derechos Reservados ® Revista Barahúnda / Rafael Rosas (1999) (webmaster: Barahúnda Master)