Revista Barahunda Logo
 
Secciones
 
 
Otras Entrevistas
 


Barahunda
 
Especial-ES 'México': ETAPA PRIMARIA
 
 
Artículos Relacionados A Edición:
Interpuesto: Duele Tú Amor
Pink Cream 69: Extranjeros Del
Ian Brown: La Raíz De Stone Roses
Beck: Nuevo Trabajo Musical
Howling Bull Records: Japón Invade
Cabrito Vudú: ¡Wacha...Wacha!
Rockdrigo González: El Eslabón P.
Aztlán: Breves De Bandas Mexicanas
Flaming Lips + Rancid + ...
La Evolución De La Palabra
Libros: Noveades Editoriales
Audioplatox: Novedades Auditivas
Banda: Rockdrigo González
Título: El Eslabón Perdido
Autor: Rafael Rosas
Datos De Edición:
Revista No. 08 (Feb, 2000)
Gráfico De Portada:
Revista Barahúnda
 
 
Rockdrigo "¿Qué pasó locosss?..." solía exclamar Rodrigo González ante la presencia de los cuates. Luego del deceso de El Profeta del Nopal allá en 1985 con el trágico terremoto que destrozo la Cuidad De México, el vocero urbano-migrante del puerto tampiqueño se convirtió en un icono idealista de muchos rockeros mexicanos.

Como en todos los artistas, su legado musical logró trascender más en el mundo en voz de terceras personas o "celebridades", como los ha definido la industria de la música, tal es el caso de Alejandro Lora con la pieza Metro Balderas que ha utilizado el buen Alex como estandarte en su propuesta, aunque... a decir verdad este le mochó algunos fragmentos al tema original haciéndola más visceral.

Rockdrigo, como le conoce la mayoría de la banda, mote "jalado" manifestaría Manueles en un artículo publicado tras el fallecimiento del nopal errante, dejó de transmitir aquella alegría que con epopeyas anónimas describían con igual sarcasmo al burócrata que al campesino.

Su propuesta llegaría muy tarde a los intelectuales aunque la alegría en Rodrigo González solo se basó en expresar esos ideales revolucionarios pertenecientes a los jodidos del tercer mundo. Canto Nuevo, Mariachis o Rock Rupestre llevaban de la mano esa música subversiva como un panfléto histórico.

Rupestres. Un sinónimo descriptivo que más tarde adoptarían con fervor Jaime López y Armando Rosas. El origen de este termino se debe en su totalidad al propio Rockdrigo debido a que "éramos unos güeyes con una guitarra que cantábamos de igual forma en el camión, metro o en esquinas u restaurantes. Lo esencial era inventar una filosofía nueva cuya estructura literaria fuera primitiva, sin todos los recursos electrónicos o musicales ", manifestó un día "X" el propio Rodrigo para la revista Conecte Musical.

Proletario, prolífico, pero sobre todo poeta, Rockdrigo gustó del Folk norteamericano como Paul Simon, Crosby Still y Nash, al igual que Bob Dylan. Su finalidad solo se centraba a proyectar los sentimientos de las masas a través del rock, como un reflejo sobre la no-conformidad de una mocedad. Transformar esa poesía en rolas con una visión alternativa.Un producto marginal con sentimientos marginales de la gente marginal que sirve para decirle cosas a la misma gente marginal.
 
 
YouTube Twitter MySpace Facebook
 
 
Enla-C-ES
 
Barahunda Store
 
The Arte Records
 
Baúl De Entrevistas
 
 
Drechos Reservados ® Revista Barahúnda / Rafael Rosas (1999) (webmaster: barahunda@yahoo.com)